Consejos para ser un turista responsable

A todos nos gusta viajar y conocer nuevos lugares, pero también debemos ser conscientes y hacerlo de forma responsable, es por ello que cuando eliges un destino debes llevar una preparación previa para no afectar el ecosistema. 

Por consiguiente, debes revisar el clima para esa temporada, el alojamiento, la vida nocturna, sus distracciones, pero, ¿nos informamos adecuadamente si nuestras vacaciones pueden afectar el medio ambiente en esa temporada?

Es común que con los paquetes turísticos que existen, las personas puedan viajar libremente a cualquier playa paradisíaca o dar un paseo lleno de adrenalina por cualquier lugar, pero debemos tener en cuenta nuestro comportamiento en el lugar y dejarlo lo más intacto posible.

Algunos tipos de turismo

Sostenible: viajes que regulan el impacto en la comunidad o los locales, así como el entorno natural que los rodea, además crea nuevas fuentes de empleo mejorando así la calidad social de sus habitantes. 

Responsable: en este punto todo dependerá principalmente del turista, debes ser responsable de tu elección y también lidiar con las diferentes experiencias económicas, culturales y políticas, además, evalúa si tu comportamiento afecta el entorno natural. 

Ético: debes ser consciente de que puedes estar en un país donde no hay respeto por los derechos humanos o que existan injusticias por el bienestar de los animales. 

Ecoturismo: consiste en preservar la flora y la fauna, además del patrimonio cultural del lugar que estamos visitando. 

Verde: este tipo de turismo consiste en desplazarnos en un vehículo que no afecte considerablemente el medio ambiente, el turismo verde no se ha promovido como deberíamos a nivel social y cultural en diferentes países, pero resulta interesante si queremos ser turistas responsables. 

¿Qué hace un turista responsable?

Consume productos locales: la mayoría de los turistas compran muchos souvenirs de los diferentes lugares que visitan en tiendas comunes, pero en el caso de la comida, hay que resaltar el consumo de alimentos en restaurantes típicos del lugar, es justo allí donde se conoce la comida tradicional del lugar. 

Como turista impulsarán las tradiciones artísticas y gastronómicas del lugar, apoyas las diferentes tiendas  y te llevarás recuerdos únicos e inolvidables. 

Escoge un tour ético: antes de pagar cualquier paquete turístico súper costoso, busca información del lugar y si existe la posibilidad de trasladarte en los diferentes tours que brindan los lugareños, no pierdas esta oportunidad, ya que buena parte de ese dinero apoyará el desarrollo local de la comunidad. 

Transporte público: si estas cansado de tanto caminar, puedes conocer la ciudad y el dia a dia de los lugareños en el transporte publico, ademas sera un medio de transporte amigable con el medio ambiente. 

Utiliza una bicicleta: es una excelente forma para conocer la ciudad y no afectar el medio ambiente, puedes alquilar alguna, y si necesitas dejarla en algún lugar puedes optar por un candado de seguridad, seguramente recomendado por un cerrajero profesional

Además no solo es buena para el ambiente sino que te mantendrá activo y en forma, quemando todas las calorías de los dulces y platos típicos del lugar que visitas. 

Finalmente, lo más importante es ser consciente de nuestras acciones durante el paseo y no tomar nada de la naturaleza como si fuera un  lindo recuerdo para llevar a casa, muchos de estos elementos pertenecen al ecosistema y tomarlo o comprarlo no promueve positivamente la economía del lugar.