Consejos para viajar en temporada de huracanes

Con la temporada de huracanes en pleno desarrollo, muchos pensarían que recomendaríamos no visitar las zonas propensas a su paso. Pero no es el caso, todavía puedes tener una gran experiencia si sigues algunas recomendaciones.

Primero, algo de contexto; la temporada de huracanes dura del 1 de junio al 30 de noviembre en el Atlántico, y del 15 de mayo al 30 de noviembre en el Pacífico Oriental.

La mayoría de las tormentas se producen entre mediados de agosto y octubre, y los huracanes más severos ocurren en septiembre en todas las zonas.

Dado que los servicios meteorológicos ofrecen un pronóstico anticipado más preciso en estos días, es mucho más fácil que antes mantenerse actualizado al respecto, incluso con muchos días de anticipación.

Este año la temporada de huracanes ha estado por encima de la media para la fecha, con tormentas notables como Irma, que devastó varias Antillas menores y las costas de Puerto Rico, Cuba y el estado de Florida.

Por tanto, si tiene un viaje planeado para estas próximas fechas, ponga atención.

Pasos simples para una estancia más segura

En primer lugar, manténgase al tanto de los pronósticos del tiempo. La omnipresencia de los teléfonos inteligentes y las conexiones a internet han hecho muchísimo más sencillo este punto.

Incluso si no posee conexión a internet, los operadores móviles pueden enviar mensajes de emergencia (que llegan incluso si no posee una línea activa) a su teléfono que le advertirán de la cercanía de una tormenta.

Segundo, tenga precaución de los destinos montañosos. Aunque el viento pueda ser mitigado por el relieve, recuerde que durante una tormenta la lluvia puede propiciar deslizamientos de tierra e inundaciones en los valles y tierras bajas.

La República Dominicana, por ejemplo, tiene cuatro cadenas montañosas, incluida la Cordillera Central, lo que significa que esta isla es particularmente vulnerable durante una activa temporada de huracanes y puede sufrir grandes inundaciones y deslizamientos de lodo.

Tercero; manténgase alejado de las costas cuando la tormenta llegue. Los huracanes provocan aumentos súbitos del nivel del mar (marejada ciclónica) lo que provocará de seguro inundaciones en todas las zonas costeras afectadas.

Por último, mantenga todos sus documentos en un lugar seguro. Los cerrajeros profesionales recomiendan alquilar una caja de seguridad en el hotel, en caso de que no desee llevarlos con usted.

Pero no todos son inconvenientes. Los expertos dicen que viajar durante la temporada de huracanes tiene dos ventajas principales: grandes descuentos y menos multitudes.

Desde finales de junio hasta octubre, los viajeros que viajan al Caribe, partes de México y Florida encontrarán ofertas increíbles en hoteles de lujo.

Además, dispondrá de playas vacías y podrá conseguir reservas de restaurantes fácilmente, lo que no siempre ocurre durante la temporada alta.

Los hoteles hacen grandes descuentos durante este período de tiempo porque quieren atraer a los vacacionistas a viajar durante la temporada de huracanes y, en parte, porque las temperaturas y la humedad son más altas que en otros meses.

Aparte de las ofertas, si usted está planeando viajar durante la temporada de huracanes a una zona vulnerable, asegúrese de comprar un seguro de viaje para que no pierda su dinero en caso de que cancelen su viaje.

Lo más probable es que no se vea afectado, y los precios de los hoteles de lujo y la falta de turistas harán que sus vacaciones sean mucho más agradables.