Los buenos hoteles

cropped-Hotel-Marina-Luz.jpgEn este mundo existen muchos tipos de hoteles, de hecho, existen muchas maneras de alojarnos en el destino que hayamos escogido para pasar las vacaciones, pero no podemos negar que existen hoteles mejores que otros.

No siempre podemos pagarlo, en eso estamos claro, pero cada vez que lo hacemos se siente la diferencia. Hoteles que exceden nuestras expectativas y muchas veces también nuestro presupuesto, pero sin dudas, hoteles en donde uno se siente más tranquilo, donde disfrutamos más.

Algunos de nosotros hemos dicho alguna vez que los hoteles no son más que un sitio para descansar y que no importa tanto si es bueno o si es malo, pero la verdad es que importa mucho.

En esos buenos hoteles todo es de primera categoría y uno se siente realmente minado. Por ejemplo, en materia de seguridad nos dan esas tarjetas que son de cerraduras especiales instaladas por buenos cerrajeros en premia de mar y uno sabe que no nos va a pasar nada malo.

También tiene esos servicios de caja fuertes en el lobby, probablemente instaladas también por algún cerrajero mollet profesional y eso nos da la comodidad de guardar las cosas que tantos queremos; eso es algo que no todos los hoteles tienen.

Luego tenemos las camas, la atención en general; todo es de ensueño, supongo que es por eso que se ofrece tanta seguridad y es por eso que es tan costoso.

La verdad es que no he ido al primer hotel caro que no sea muy buen y que me llame la atención, son gustos que no nos podemos dar tofo el tiempo, pero cada que sí, lo disfrutamos un montón.

Algunos de estos hoteles incluso pueden que estén dentro de nuestro presupuesto, como siempre he dicho: todo depende del sitio a donde viajemos. A mí me pasa mucho que cuando voy de viaje a Latinoamérica encuentra muy buenos hoteles a muy buenos precios, tanto buen precio que incluso llega a ser más barato que un hotel no tan bueno en España o en Inglaterra.

La experiencia vale la pena, por mucho que uno piense en el ahorro, siempre es bueno poder darnos esos lujos de vez en cuento, después de todo la vida se hizo para disfrutar, si sola cuenta se nos sale de las manos ya veremos cómo lo solventamos.

Yo iría una y otra vez a los mejores hoteles por la experiencia, aunque por la misma razón he ido a hoteles que no son tan buenos y es allí cuando uno hace la comparación y se da cuenta que  quizá sea un poco caro pero vale la pena.