¿Por qué debes visitar la India?

India se ha convertido en un destino bastante usual para los turistas en términos generales, y eso es algo que prácticamente no ocurría hace aproximadamente cincuenta años, ya que el país se encontraba completamente sumido en la pobreza.

Ya en el presente podemos ver que las cifras de pobreza van disminuido considerablemente, sin embargo la población predominante en India es de escasos recursos, pero al parecer eso no les importa mucho; son felices así como son.

Al ser de occidente nos pueden llenar de asombro las costumbres locales, al punto que muchas personas pueden llegar a amar el entorno hindú, y por supuesto habrá otras que nos les agrade tanto.

Sin embargo te invitamos a que vivas la experiencia de visitar India, y por ello te expondremos una serie de razones por las que debes conocer este destino lleno de historia, misticismo, sin contar que su visita cambiara tu vida para bien. Eso esperemos.

  1. Su estructura social

Pueda que suene cliché, pero no te estamos hablando de una nación cualquiera. Uno de los aspectos que salta a la vista es la numerosa cantidad de personas que viven en cada una de las ciudades, donde su mayoría es de estrato social bajo.

En todo caso son un pueblo que parece ser feliz con lo poco que tiene, y eso se refleja significativamente en las deidades que adoran. Decimos estos pues en occidente la religión cristiana tiene como premisa el dolor y el sacrificio.

Sin contar que en cada rincón se pueden conseguir artesanías, saris, personas dispuestas a ayudar, guías turísticos y en fin, toda serie de elementos que hacen que India tenga el potencial de un país abierto al turismo sin importar las carencias de la gente.

  1. La idiosincrasia de esta nación

Es incontable el número de deidades que existen en India, la mayoría de aspecto desconocido y que sin duda descubriremos al visitar las casas de los nativos.

No podemos dejar de lado la presencia de animales que comulgan en total armonía, entre los que se incluyen vacas, cerdos, monos, perros, y muy pocos gatos. De hecho se dice que alimentar a las vacas da buena suerte, y parte de su excremento se emplea para espantar a los mosquitos.

La vida del indio es bastante transparente, y son personas políticamente correctas en términos generales. No hay muchos cerrajeros que digamos, y generalmente se respeta la propiedad privada. Ahora bien, los más bribones siempre son los monos.

  1. Su belleza artística

A cualquier ciudad que viajes, sea Agra, Delhi o Benarés, las artes se ponen de manifiesto en todo momento. Solo basta que visites el Taj Mahal y los demás monumentos funerarios anexos a él.

Los elementos que se encuentran anexos a los templos de las ciudades, pueden estar asociados a Dioses pero también se pueden evidenciar representaciones humanas realizando cualquier postura digna del Kamasutra.

Los escenarios naturales saltan a la vista y están llenos de una belleza que solo puede encontrarse a través de una pintura o de un poema, que van desde ríos, cascadas, y árboles cuyas hojas se frotan, obteniéndose un pigmento rojo.

Solo podemos decir que si tu deseo es conocer culturas totalmente opuestas a la tuya y cambiar de ambiente, visita India a fin de que concibas el mundo de manera distinta.